El sexo requiere de muchas acciones para que sea una experiencia placentera, por lo general con el tiempo, las parejas experimentan una serie apatía hacia el sexo, producto de la rutina y la falta de imaginación y para solucionar esto los masajes eróticos son la mejor opción.

masajes parejaSin embargo, existen muchas otras opciones e ideas que pueden hacer que el sexo en pareja sea una experiencia nueva y siempre gratificante, una de esas ideas es precisamente el masaje erótico, sin embargo es importante saber cómo hacerlo, sin la técnica o el conocimiento del proceso no podríamos entonces ofrecer placer a nuestra pareja.
El objetivo más importante de este tipo de técnica es estimular a nuestra pareja con el fin de hacer que despierte su deseo y que el acto sexual en sí, sea una experiencia más que gratificante.
Hoy por esta razón queremos darte una serie de consejos que podrán ayudarnos a realizar masajes eróticos realmente buenos.

Técnicas y métodos para hacer unos buenos masajes eróticos

Estos son algunos buenos consejos sobre algunas técnicas o métodos que puedes utilizar para darle un sensual y erótico masaje a tu pareja, esto aplica igual para hombres y mujeres:

  1. el ordenEl orden: según los expertos para ofrecer un excelente masaje es comenzar desde la punta de los pies de nuestra pareja e ir ascendiendo por el resto del cuerpo hasta llegar a la cabeza. En esta trayectoria, es necesario masajear los glúteos, la parte baja de la espalda, toda la espalda, el cuello, los brazos, las manos, el cuello y por último la cabeza.
    Ser ordenados: otro de los consejos que debemos seguir para ofrecer un excelente masaje, es ser ordenados. No es adecuado o recomendable pasar de los pies a los hombros, de la cabeza a los glúteos. Es importante que tengamos un orden claro para que la persona pueda concentrarse y al mismo tiempo relajarse.
  2. Utiliza un aceite adecuado: si intentas hacer un masaje sin un lubricante, lo que sucederá es que tus manos no podrán resbalarse de la forma adecuada por el cuerpo de tu pareja. Para ello es necesario que empleemos un tipo de aceite para masajes, con el cual podamos deslizarnos suavemente por todo el cuerpo y realizar bien los masajes.
  3. Firmeza no fuerza: muchas personas tienden a confundir la fuerza con la firmeza. En los masajes la fuerza tiende a ser molesta, causar dolor o no ser lo suficientemente erótica. Lo ideal es que los masajes sean firmes, de esta manera podemos estimular las zonas más importantes.
  4. Erotismo: una vez comenzamos con el masaje la idea es relajar a nuestra pareja, hacer que sienta cómoda. Sin embargo con el paso del tiempo debemos comenzar a estimular zonas erógenas de nuestra pareja, con la finalidad de que se estimule lo suficiente y se pueda concluir con un encuentro sexual muy explosivo.
  5. Utiliza la yema de tus dedos: con el tiempo puedes comenzar a emplear la yema de tus dedos para dar masajes mucho más sensibles a tu pareja, lo cual hará que pueda estimularse cada vez más.