Actualidad, noticias y medio ambiente

Propiedades del sebo

El sebo es una grasa de origen animal, está compuesta por aceite y también por carbono, éste comúnmente se obtiene de los bovinos, pero  también se puede sacar de otros animales como los corderos o los bueyes.  El sebo sirve como combustible y también como material para trabajar a  nivel industrial.

Cuando el sebo se encuentra dentro del cuerpo de los animales, mientras están vivos, les sirve para protegerse contra las bajas temperaturas o el frío.

Al momento que se decide sacrificar un animal para obtener la variedad de productos alimenticios: se extrae la carne, se sacan a un lado sus órganos, su piel también es usada y por supuesto de allí sale el sebo, que viene siendo el tejido adiposo o la grasa de los animales, especialmente de las vacas.

El sebo se saca del lomo de los bovinos pero la parte donde más está presente, es al lado de los riñones. Esta sustancia tiene la característica de derretirse fácilmente, por lo que se convierte en un material requerido por las industrias.

Todas las propiedades del sebo

Es de aclarar que el sebo tiene dentro de su composición química carbono, hidrógeno y oxígeno, la proporción de carbono es alta, pues corresponde al 70%, mientras que tiene un 11% de hidrógeno y el restante, 19% es oxígeno.

Las propiedades del sebo muestran que él tiene uno alto contenido calórico, tanto que un kilogramo produce más de 40 mil calorías. En gastronomía, para consumirlo casi siempre va a necesitar pasar a un estado líquido, así se puede usar como aceite.

Poner a arder un sebo indica llevarlo hasta 300°C o los 316°C, por las  propiedades del sebo, necesitan más oxígeno que otros combustibles para poder arder y también produce menos energía que los combustibles comunes.

Propiedades del sebo y la industria

Todas las vacas no tienen la misma cantidad de sebo, pues se les puede llegar a sacar desde 15 hasta más de 100 kilos de grasa, esta proporción también depende bastante de la agilidad de la persona que corta la carne.  Si el sebo se mantiene a temperatura ambiente, va a quedarse en estado sólido, pero con el calor se convierte en aceite.

Industrialmente el sebo se debe mantener empacado al vacío, de lo contrario va a ser víctima de la oxidación y puede empezar un proceso de descomposición.  Recordemos que por las propiedades del sebo, tal cual como sale de la vaca, no va a ser tratado para la industrial, pues después de tenerlo, se hace una cocción y se retiran los residuos de carne.

Hoy en día también hay otra estrategia para limpiar el sebo, que es con centrifugación, se hace un uso de la gravedad, hasta dejar solo la parte blanca y el sebo puro. El propósito industrial del sebo, varía bastante, pues por su dureza se usa en la fabricación de jabones, pero también directamente dentro de las plantas para dar lubricación en espacios que lo requieren.

Las propiedades del sebo hacen que éste sea usado desde hace muchos años atrás en la industria, pues tiene una dureza especial y también con un buen tratamiento se logra cremosidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *